f2m_ugarte.jpg

Reforma Ugarte

En Buenos Aires, en calle Manuel Ugarte, en el residencial barrio de Coghlan se encuentra este antiguo mercado, originario de los años 50, que posteriormente fue subdividido y transformado en 3 locales comerciales.

El mismo, estaba compuesto por un local "a la calle" en planta baja, y también, por un sector de vivienda, con acceso independiente, conformado por un espacio de estar, con cocina y baño, también en planta baja, y un dormitorio divisible en planta alta, al que se le accede por un patio de invierno, mediante una intrincada escalera y un pequeño hall.

El desafío consistió en transformar por completo la propiedad, fusionando el espacio del local existente con el de la vivienda, generando un nuevo, amplio y moderno espacio de Estar-Comedor-Cocina. Asimismo, reformar el baño original de la planta baja e incorporar un nuevo baño en la planta alta para el uso exclusivo de los dormitorios, a los que se necesita poder acceder independientemente.

El proyecto persigue una síntesis formal y material que permita transformar y armonizar los espacios, conjugando materiales nuevos y modernos, con los originales y característicos de aquel momento, como los muros de ladrillo a la vista, los techos altos de los ambientes, los pisos flotantes de machimbrado de madera y las grandes puertas de madera y vidrio repartido existentes.

Edificio Residencial

Autores: Arqs. Hernán Feldmann - Noelia Sedaca

Año finalización: 2019

Superficie construida: 140 m2

Ubicación: Manuel Ugarte 3569, Ciudad de Buenos Aires, Argentina

Fotografías: Noelia Sedaca

La reforma consistió, por una parte, en integrar la planta baja mediante la demolición de varias de las paredes divisorias existentes, logrando así un amplio y luminoso espacio de "estar-comedor-cocina". Asimismo, se colocó un nuevo piso de microcemento de color gris claro en toda la superficie, unificando el espacio y maximizando la sensación de amplitud del mismo.

A si vez, se reformó por completo la cocina, utilizando una estética minimalista y moderna, mediante la incorporación de muebles con  frentes de terminación de laca blanca, en contraste con la mesada de granito negro Brasil y algunos detalles en madera clara, como el de la "barra desayunador", que divide el espacio de la cocina y el comedor.

También, en el sector de la cocina se construyó un nuevo cielorraso suspendido de placa de yeso que permitiera ocultar las instalaciones sanitarias del nuevo baño construido en la planta alta, la colocación de un nuevo sistema de iluminación de spots y disminuyera la altura, diferenciándola del espacio de Estar.

Por último, se reformuló la escalera original, ensanchándola y prolongandola, modificando las proporciones de los escalones para hacerla mucho mas cómoda y moderna. Se aprovechó el espacio del "bajo escalera" para introducir un nuevo espacio de lavadero, que se encuentra oculto mediante unas puertas con terminación de laca blanca y detalles en aluminio. 

En el sector del entrepiso, se eliminó la división existente integrándolo visual y espacialmente con el Estar.

En la planta superior, se construyó una pequeña losa alivianada de viguetas y ladrillos de poliestireno expandido, para agrandar el espacio del hall de distribución, de modo que permitiera acceder a ambos dormitorios y al nuevo baño.

Se construyó íntegramente un nuevo baño para el uso privado de los dormitorios, aprovechando un sector antiguamente residual del "patio de invierno" existente.

Por último, se realizó un vano en el muro de ladrillo portante existente y se agregó un perfil doble "T" que oficiara como dintel para la nueva puerta de acceso al dormitorio principal. Esta operación se replicó en el otro extremo de los dormitorios, donde se colocaron nuevas y amplias ventanas, para permitieran la correcta ventilación de los mismos y el ingreso de mucha luz, a través de la terraza.

Por último, se restauraron los pisos originales de machimbrado de madera de los dormitorios, que fueron pulidos y plastificados, y también la antigua puerta de madera de vidrio repartido, de acceso al dormitorio.

Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
Reforma Ugarte
press to zoom
1/1